Primeras impresiones. Ljubljana

Ya han pasado cinco días desde que llegamos a Eslovenia y he creado este blog para que podáis seguir nuestras aventuras.Aterrizamos el viernes cargados de maletotas en el pequeño aeropuerto de Venecia que estaba cubierto de niebla. Niebla que nos acompañó durante las dos horas y media de trayecto que hay de Venecia a Liubliana (así que no puedo contaros mucho sobre el paisaje). La verdad es que el servicio de furgonetas que pillamos para desplazarnos (GoOpti) fue bastante bien, nos vinieron a recoger al aeropuerto y nos dejaron en la puerta de casa por el módico precio de 30€.Nuestra casa es un especie de loft pequeñito situado en la calle Kotnikova Ulica (10min del centro a pie), bastante cerca del centro, justo detrás tenemos la estación de tren, así que nos viene perfecto para cuando hagamos una escapada. Todo estaba cerrado así que tuvimos que tirar de McDonalds en la estación de tren para cenar. Cansados nos fuimos pronto a la cama.
Al día siguiente decidimos turistear un poco para ver que se cuece. Liubliana, es una pequeña ciudad de casi 300.000 habitantes y aquí la mayoría de gente se mueve en bicicleta y el centro es peatonal. No  es de edificaciones altas ni modernas, es más bien una ciudad-pueblo. Hay que decir que les va el arte y el vino, hay galerías de arte, grafitis, librerías y tiendas de vino por casi toda la ciudad. Las calles no están muy concurridas de gente, suponemos que es debido al clima, aunque estos días no está haciendo excesivo frío, (también hay que decir que nosotros venimos de España y allí nos gusta la juerga, las tapas y la bulla más que a nadie).  Tienen comercios de todo tipo que cierran bastante pronto, a las 17:00 que ya es de noche, está casi todo cerrado y las calles más vacías que un partido de fútbol en el estadio de Son Moix.Una de las cosas que me sorprenden es que son muy civilizados. Un ejemplo: puede estar la calle completamente vacía de coches, de noche, silencio absoluto, bien pues podemos ser veinte personas en el semáforo…y todos esperando que se ponga en verde para cruzar, yo mirándoles y pensando “Pero esto que eeeeeesss!! no veis que no viene un solo coche a un kilometro a la redonda??! Que hacéis que no cruzáis??. “. Ellos tiesos, como en el museo de cera y yo ahí desesperado, esperando un minuto a que el semáforo se ponga en verde para no parecer el único “loco” gamberro, que no tiene miedo a cruzar cinco metros (si llega). En fin, ahí donde fueres haz lo  que vieres.  Otra cosa, hablan muy bajito. Llego a pensar que se leen los labios porque es imposible que se puedan oír.  Por supuesto nosotros para ellos debemos hablar a gritos.

atardecer llibliana

Cansados de caminar decidimos ir a comer a un pequeño restaurante de comida Serbia. Pregunté a una chica muy simpática si le parecía buen sitio y me dijo que si, pero que tuviese claro que eso era comida Balcánica no Eslovena. Pude apreciar en sus palabras que no les mola nada que les puedan confundir con los Serbios y me dio que pensar que esta gente aun tienen muy reciente lo que pasó no hace mucho tiempo en la antigua Yugoslavia. Así que gracias (“hvala” en Esloveno) sonrisa y adiós.  El restaurante en el que comimos llamado “Harambasa” es un pequeño local de Krakovo de mesas bajas con auténticos platos bosnios- de Sarajevo para ser más exactos-. Comimos “ćevapčići” unas albóndigas de ternera o cerdo picantes metido en un pan parecido al kebab y las “pleskavica” una empanada de carne (cuando digo empanada me refiero a forma de hamburguesa) picante servido con cebolla y una bola de mantequilla que parecía helado de vainilla pero no. De beber agua y una “Sarajevesko” o algo así, la cerveza de Sarajevo, muy buena. Estaba bueno, para mi gusto le faltaba mandanga, Rock´n Roll como diría Chicote.

         Restaurante Harambasa

Saciada nuestra hambre voraz y viendo que ya oscurecía nos fuimos dando un paseo a descansar a casa. Al día siguiente nos esperaba otro e intenso día, pero eso os lo contaré en el próximo capitulo.

Un abrazo

Anuncios

2 comentarios en “Primeras impresiones. Ljubljana

  1. Hola, soy el abuelo. Me he enterado que hay un funicular para subir al castillo, y desde allí tendréis la mejor panorámica de la ciudad. Y en el barrio en el que vivís, casco antiguo, por la noche lo llaman el barrio de los cafés, así que debe haber mucho ambiente. Esto es lo que leí.
    Para vuestras escapadas existe un tren de alta velocidad que os puede ir muy bien para desplazaros por ahí, debe ser como el AVE me imagino. Y es preciosos, porque ver paisajes desde el tren es un espectáculo.

    Un beso. Agarraros mucho y fuerte que hace mucho frío.
    Seguiré vuestro blog e intentaré enganchar a la abuela.

    • Muchas gracias! Nos acercaremos a la estación de tren a preguntar. En cuanto al castillo, es una de las cosas que aun nos quedan por ver. Me alegra ver un comentario tuyo por aquí. Espero que estéis bien. Seguiré informando. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s